El ‘Juan Carlos I’ atraca en Tarragona

Más de 230 metros de eslora y 26.000 toneladas son las características que más impactan del Juan Carlos I, el mayor buque de guerra construido en España, que ayer se dejó ver en el puerto tarraconense.
Con el propósito de dar a conocer a la ciudadanía la labor que desempeña el Ejército de la Marina y para «dar el realce que merecen los Juegos Mediterráneos», según informó el Ministerio de  Defensa, el buque abrió sus puertas al público el fin de semana.
El ‘Juan Carlos I’ tiene capacidad para transportar hasta cuarenta aeronaves.

Las dimensiones del portaaeronaves son tales que cuenta con 5.245m² de almacenaje y más de 1.400 camas disponibles a bordo, pese a que la dotación permanente del Juan Carlos I son 235, de las cuales un 20% son mujeres. Además, la cubierta de vuelo tiene ocho puntos de toma para transportar aeronaves de tipo mediano y cuatro puntos para helicópteros.

Una de las funciones principales del buque son las operaciones de ayuda humanitaria. Es por eso que el barco cuenta con un hospital altamente equipado, con una UCI, dos quirófanos, una sala de Rayos X, una farmacia, un laboratorio de análisis y una sala de odontología.
El Almirante Juan Rodríguez explicó que toda la tripulación del Juan Carlos I estaba orgullosa de poder atracar en Tarragona tras una larga navegación a Kuwait, donde han llevado cinco helicópteros del Ejército de Tierra.
El buque también transporta tanques.

A pesar de que una parte de la población no entiende la relación del Ejército con los Juegos Mediterráneos, el Almirante aclaró que la Armada Española trabaja por y para la paz y que es por eso que el alcalde Josep Félix Ballesteros pidió expresamente hace dos años que el buque viniese a costas tarraconenses con motivo de «los Juegos de la paz».
La Coordinadora Tarragona Patrimoni de la Pau ha convocado una concentración mañana a las doce del mediodía en la Escala Reial del Port de Tarragona para protestar por la presencia de «barcos de guerra en las costas mediterráneas». Pese a que todos los primeros domingos de cada mes realizan concentraciones de este tipo, consideran que esta vez la movilización debe de ser mayor.
Ante convocatorias como esta y críticas varias que han surgido entre una parte importante de los tarraconenses, el Almirante Juan Rodríguez ha apuntado que «estamos en un país democrático y todo el mundo tiene derecho a opinar de lo que quiera y manifestarse en contra de lo que crea».
Las visitas guiadas por el buque se harán hoy desde las once de la mañana hasta las siete de  a tarde. Mañana el horario será un poco más breve, de diez y media de la mañana hasta las seis.
Aquellos que estén interesados en conocer el buque no necesitan inscribirse en  ninguna plataforma, tan solo deberán acercarse hasta el barco, situado en el Muelle de Aragón del Port de Tarragona.

Colas en Tarragona para visitar el ‘Juan Carlos I’ pese a las críticas independentistas

Las largas colas que se están registrando este fin de semana en el Port de Tarragona para visitar el portaaeronaves ‘Juan Carlos I’, el mayor buque de guerra construido en España, vuelven a demostrar que la realidad social en las comarcas tarraconenses discurre por una vía y la confrontación política por otra totalmente diferente. Las fuertes críticas recibidas por la  presencia del enorme barco, de 230 metros de eslora y 26.000 toneladas, con motivo de los Juegos Mediterráneos no han afectado en absoluto a la presencia de público, para contemplar in situ esta gigantesca obra de ingeniería.

El alcalde de Tarragona, Josep Félix Ballesteros (PSC), envuelto en la polémica ante la duda de si fue la Armada la que propuso la visita o fue él quien la solicitó, ha reiterado esta mañana que el Estado se ofreció para hacer esta escala y el equipo de Gobierno municipal lo consideró interesante por “las muchas misiones de paz que ha desarrollado en el Mediterráneo”. Ante las incisivas preguntas de un periodista, Ballesteros ha ironizado al manifestar que pidió la presencia del buque insignia de la Armada en su “Carta de Reyes”.
El ‘Juan Carlos I’, según el Ministerio de Defensa, pretende dar a conocer las tareas que desempeña la Armada y “dar el realce que merecen los Juegos Mediterráneos”. El buque ha destacado en operaciones de ayuda humanitaria gracia a su moderno hospital, una UCI, dos quirófanos, una sala de rayos X, una farmacia, un laboratorio de análisis y una sala de odontología.
El barco dispone de 5.245 m² de almacenaje y más de 1.400 camas. La dotación habitual es de 235 marineros, un 20% mujeres.
Juan Rodriguez, almirante al mando, ha revelado que llegan a Tarragona después de una travesía hasta Kuwait para llevar cinco helicópteros del Ejército de Tierra. Rodríguez también ha confirmado que fue el Ayuntamiento el que, dada su experiencia como fuerza de pacificación, pidió que amarrasen en Tarragona con motivo de los “Juegos de la paz”. Algunos partidos políticos como la CUP y colectivos como ‘Tarragona, Patrimonio por la Paz’ han protestado por la “militarización de la ciudad” y han lamentado el gesto simbólico de mostrar a la ciudadanía un barco de guerra después de que se hayan escuchado discursos alabando los “Juegos por el entendimiento, la paz y  el diálogo”.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: