El 20 de mayo de 1741 en Cartagena de Indias, La Armada Española y BLAS DE LEZO.

Del 13 de marzo al 20 de mayo de 1741, tuvo lugar el sitio y batalla de Cartagena de Indias, entre las Armadas española e inglesa. Esta batalla fue decisiva para el desenlace final de la guerra del Asiento (1739–1748), uno de los conflictos armados entre el España y Gran Bretaña ocurridos durante el siglo XVIII.

Esta nueva Armada Invencible de 195 navíos, era mayor que la de Felipe II, y la segunda más grande de todos los tiempos, después de la armada aliada que desembarcó en Normandía en la II Guerra Mundial.

El ejército inglés, comandado por el almirante Edward Vernon, trató de invadir Cartagena de Indias con 32.000 soldados y 3.000 piezas de artillería. Cartagena estaba defendida por 3.600 soldados y 6 navíos españoles, al mando del teniente general de la Armada don Blas de Lezo y Olavarrieta.

Inglaterra estaba tan segura de su victoria que el rey inglés mandó acuñar monedas celebrando su triunfo, en las que se leía “la arrogancia española humillada por el almirante Vernon y los héroes británicos tomaron Cartagena, abril 1, 1741“.

En ellas aparecía Blas de Lezo representado de rodillas entregando su espada al almirante Vernon, eso sí, un Lezo muy completito con todas sus piernas, brazos y posiblemente ojo, cuando en realidad era cojo, manco y tuerto como huellas de las innumerables batallas en las que participó. Medihombre se le llamaba, pero fue un hombre completo para los suyos y un hombre completo para la Historia.

La victoria prolongó la supremacía militar española en el Atlántico occidental hasta el siglo XIX

Tal día como hoy hace 279 años, el 20 de mayo de 1741, se retiraban maltrechos de la bahía de Cartagena de Indias los últimos barcos ingleses de la enorme flota del vicealmirante Edward Vernon tras fracasar estrepitosamente en su intento de invadir tan importante plaza del virreinato de Nueva Granada.

Habían llegado el 14 de marzo, eran 34.120 súbditos ingleses (15.490 soldados de a pie y 18.630 hombres de mar), a bordo de 186 barcos, entre ellos 58 barcos de guerra (29 navíos de línea y 29 de otros tipos) y 126 mercantes entre transportes de tropas y de aprovisionamiento, al asalto de una ciudad de unos 20.000 habitantes.

Enfrente, 6 navíos de línea españoles y un total de 3.200 combatientes: 1.100 soldados regulares de los regimientos España, Aragón y Granada, 400 infantes de Marina, 300 milicianos, dos compañías de negros y mulatos libres, 500 marineros de los navíos surtos y 600 indios flecheros.

Al frente de las tropas españolas se encontraba el Teniente General de Mar Don Blas de Lezo y Olabarrieta, muy respetado por su impresionante hoja de servicios a bordo de buques de la Real Armada e invicto en todos los combates navales en que participó.

La desigual batalla comenzó con el intento de tomar la entrada a la bahía, para posteriormente atacar la ciudad. Blas de Lezo opuso una feroz resistencia desde el Castillo de San Luis de Bocachica y las baterías aledañas, junto a cuatro navíos apostados en las proximidades, consiguiendo retrasar 21 días la entrada de los ingleses en la bahía. A las numerosas bajas infligidas a los invasores había que sumar la creciente influencia de las enfermedades tropicales y los problemas de avituallamiento que sufrieron los ingleses debido a esta gran demora.

Un vez dentro de la bahía las fuerzas invasoras no supieron aprovechar su ventaja táctica, pues sus mandos navales y terrestres tenían grandes desavenencias en cuanto a la manera de llevar a cabo el ataque, circunstancia que fue aprovechada por Lezo para desarrollar una defensa férrea de la ciudad y del Castillo de San Felipe de Barajas que la defendía, mientras diezmaba una y otra vez a sus enemigos, cuyo ataque final al castillo fue un tremendo desastre por lo cual tuvieron que optar por una retirada total tras bombardear infructuosamente la ciudad durante casi un mes más.

Fue la mayor y más vergonzosa derrota de la Royal Navy en toda su historia, y echó por tierra los planes británicos de penetrar por esta ciudad para llevar a cabo la conquista y ocupación de toda América.

Acceso al vídeo de la batalla en Cartagena de Indias

4 thoughts on “El 20 de mayo de 1741 en Cartagena de Indias, La Armada Española y BLAS DE LEZO.

  1. Honor y gloria a todos los españoles y autoctonos que lucharon y vencieron a los piratas ingleses, a pesar de disponer de muchos menos efectivos..

    1. Gran propaganda anglosajona se hubiera producido hasta nuestros días, cual Trafalgar Square, si estos sibilinos manipuladores de la historia que son los fanfarrones y arrogantes ingleses hubieran obtenido una victoria como la conseguida por esta valiente, leal y brava ESPAÑA y cuyos amorales, miserables y deleznables políticos nunca supieron elogiar y poner en el lugar de la historia que su noble y aguerrido pueblo merecieron .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.