La Armada celebra en Rota (Cádiz) el 30 aniversario del convenio de cooperación de defensa entre España y Estados Unidos

La Armada Española ha celebrado este jueves, en las instalaciones de la Base Naval de Rota (Cádiz), el acto de conmemoración del 30 aniversario del convenio de cooperación en materia de defensa entre España y los Estados Unidos.
Según ha informado la Armada en un comunicado, el acto fue copresidido por el Almirante Jefe del Arsenal de Cádiz, el vicealmirante Enrique Torres y el Comandante de las Actividades Navales de Estados Unidos en España, el capitán de navío Michael McNicholl. Además contó con la presencia de diversas autoridades civiles y militares de ambos países.
Asimismo, durante la ceremonia han estado presentes las enseñas nacionales de España y Estados Unidos y han tomado parte una escuadra de gastadores, una sección de Infantería de Marina, una sección de Marinería, una sección del Ejército del Aire de la Base Aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) así como tres secciones de las unidades estadounidense de Navy, Air Force y Marine Corps.
Cabe recordar que el 26 de septiembre de 1953 se firmaron los llamados Pactos de Madrid, por los que se daba comienzo a las estrechas relaciones hispano-estadounidenses en materia de defensa.
Relaciones estas que han evolucionado de manera fundamental a lo largo de estas décadas, en consonancia con los cambios experimentados por las sociedades española y estadounidense, así como por la sociedad internacional en su conjunto.
Los sucesivos convenios de 1963, 1970, 1976 y 1982 no fueron sino las etapas propias de una relación en el ámbito de la defensa tan estrecha como cambiante, condicionada por los imperativos geoestratégicos de Estados Unidos y la búsqueda por parte de España de una relación más equilibrada y acorde con su creciente peso político, económico y social a nivel internacional.
El Convenio de Cooperación para la Defensa de 1 de diciembre de 1988, tras el ingreso de España en la OTAN y la Comunidad Económica Europea, tuvo la virtud de desligar las relaciones defensivas de la ayuda militar y de la cooperación en materia educativa, cultural, científica y tecnológica, que serían reguladas por otros instrumentos. Se establecía así un nuevo acuerdo basado únicamente en los intereses de seguridad mutua.
Por otra parte, en 1988 se instauró además el Comité Permanente HispanoNorteamericano, encargado de velar por el normal cumplimiento del Convenio, y artífice de esta publicación. Así, el equilibrio alcanzado en el acuerdo de 1988 justifica su longevidad.
Ante el nuevo impulso que recibieron las relaciones bilaterales, plasmado en la declaración conjunta hispano-estadounidense de 2001, no se procedió a la redacción de uno nuevo, en la medida en que el anterior seguía siendo adecuado para los objetivos de cooperación defensiva.
Por ello, se optó por una actualización, que tomó la forma del Protocolo de Enmienda de 10 de abril
de 2002.
A fin de garantizar una mejor respuesta a las amenazas que se plantean a nivel internacional, en el
mes de mayo de 2013 entró en vigor el Segundo Protocolo de Enmienda al Convenio de Cooperación para la Defensa. A través del mismo, se articuló la participación de España en el programa de defensa contra misiles balísticos de la OTAN, permitiendo el estacionamiento en la Base Naval de Rota de cuatro destructores estadounidenses dotados del sistema de radar ‘Aegis’.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: