LA FRAGATA VICTORIA EN LA OPERACIÓN ATLANTA

9 mar. 2020

La fragata “Victoria” ha regresado esta mañana a la Base Naval de Rota de la que zarpó el pasado 20 de octubre, concluyendo un despliegue de cuatro meses y medio en lo que ha constituido su cuarta participación en la operación Atalanta. La participación en esta operación se enmarca dentro del firme compromiso de España con la Política Común de Seguridad y Defensa de la UE (PCSD) en términos de proporcionar una respuesta integral de la Unión Europea al fenómeno de la piratería en el Índico, asegurando la entrega de los alimentos del Programa Mundial de Alimentos (WFP, en sus siglas en inglés), la protección de otro tráfico vulnerable que navega en la zona, y contribuyendo a su vez a la estabilidad y seguridad internacional.
Desde su salida a la mar, la “Victoria” ha navegado más de 20.000 millas náuticas, visitado seis países y completado 171 horas de vuelo gracias a su helicóptero.

H-60B de la Décima Escuadrilla de aeronaves
Durante el despliegue, la fragata ha patrullado la costa del Cuerno de África y el Golfo de Adén, y ha supervisado la actividad pesquera en la cuenca de Somalia, con lo que ha contribuido a la mejora de la seguridad marítima en el Índico y a la protección del tráfico vulnerable que navega en la zona.
Asimismo, el buque ha mantenido diversos encuentros con líderes locales de las regiones somalíes de Somaliland, Galmudug, Hurdiyo y Marka, incrementando el conocimiento de la situación y el patrón de vida en la costa, y reforzando así la cooperación y la confianza mutua entre las unidades de la Fuerza Naval de la Unión Europea en Somalia (EUNAVFOR) y la población local.

Asistencia médica a un tripulante
El pasado 8 de febrero, en el marco de una patrulla conjunta contra la piratería con el buque japonés “Harusame” de la Task Force 151 de las Fuerzas Marítimas Combinadas (CMF, en sus siglas en inglés), la fragata “Victoria” prestó asistencia médica al tripulante del buque portacontenedores de bandera alemana “Northern Jade”, al que se le proporcionó soporte vital avanzado traumatológico y tratamiento analgésico tras sufrir una caída desde cuatro metros de altura.

Buque insignia del Commander Task Force 465
Desde el pasado 3 de diciembre y hasta el 15 de febrero, la “Victoria” ha ejercido de buque insignia del Commander Task Force 465, el comodoro portugués José Vizinha Mirones, con su Estado Mayor multinacional a bordo. Se trata de la primera ocasión en la que un barco de la Armada española ejerce de buque insignia de un almirante extranjero. Asimismo, es la segunda vez en la historia de la operación Atalanta que el Commander Task Force 465 y su buque insignia no son de la misma nacionalidad. Este hecho pone de manifiesto la interoperabilidad y buena relación existente entre las fuerzas armadas españolas y portuguesas.

Adiestramientos conjuntos
Además, durante este tiempo, la fragata “Victoria” y su helicóptero de la Décima Escuadrilla han realizado adiestramientos con varias unidades de fuerzas aliadas y amigas, como las Fuerzas Armadas francesas en Yibuti, el buque de la Marina de la República de Corea “Kang Gam Chan”, el buque de las Fuerzas Marítimas de Autodefensa de Japón “Harusame”, o la Fuerza de Recuperación de Personal perteneciente a la Combined Joint Task Force – Horn of Africa de los Estados Unidos.
Durante su despliegue, el buque español ha contribuido al denominado “Local Maritime Capacity Building” (LMCB), encuadrado dentro de la estrategia global de la UE para erradicar la piratería fomentando el desarrollo de capacidades de seguridad marítima en los países del Cuerno de África, realizando actividades de adiestramiento con la Marina de Yibuti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: